domingo, 11 de enero de 2015

Siempre serás lo que nunca fuiste

A veces me pregunto
si realmente llegué
a enamorarme de ti.

Yo, que te hice creer en el amor
mientras tú quisiste que no volviera a hablar de él,
porque sería como hablar de ti conmigo.

Quererte fue tan jodido
que habría podido escribir
mi carta de suicidio en tu espalda.

Incluso llegué a pensar que lo feliz
que pueden hacerme otros no compensaría
el daño que nunca nos haríamos.

Y sin embargo dejé de quererme
sólo para poder quererte a ti
todo lo que podías llegar a dolerme.

Me abriste en canal con cada caricia
para llevarte de mí hasta lo que nunca te di,
y si no te di más fue porque no lo tenía.

Ahora todas las promesas y las oportunidades
son como ese chiste que nunca entiendo
y del que siempre me río demasiado tarde.

2 comentarios:

  1. Acabas de describir exactamente lo que me pasa, eso que llevo buen tiempo pensando en escribirlo en mi blog, pero tu diste en el clavo, me encanta.

    ResponderEliminar